Un goteo de gente se dirigió la tarde del viernes 18 de mayo al Centro Vedruna. Goteo de gente y goteo de lluvia, ciertamente el tiempo no acompañaba. Y a la vez que la gente llegaba poco a poco, el equipo Ruaj iba acogiendo y Sisita -Provincial de PVE- cortaba las últimas rosas del jardín de entrada para conformar un ramillete de flores que acabaría simbolizando en la celebración los entornos de una Marisa que nos dejó hace un mes. Y el ramillete se transformó también en un gran ramo con las personas que llenaron la Iglesia del complejo Vedruna para despedir a Marisa en esta ciudad, también su ciudad, y en este Centro Vedruna en la que ella tan activamente participó con el equipo Ruaj.

Foto Celebracion Marisa

Desgranar y resumir la vida entregada de Marisa no es fácil…siempre queda algo por decir, algo que añadir, algo que compartir, algo que recordar… se notó el esfuerzo por sintetizar. Y allí presidieron la celebración cuatro sacerdotes que hicieron una auténtica homilía, en su concepto más profundo de “conversar”, de expresar sentimientos, vivencias y anécdotas divertidas sobre su relación con Marisa, y consolar en el dolor a las personas más cercanas. Y por encima de todo, mucho agradecimiento.

En homenaje a Marisa Moresco y todo su arte para acompañar tan... Vedruna, tan del Equipo Ruaj, tan de nuestro Centro Vedruna.  

Más información en el siguiente enlace: El arte de acompañar